Nuestra Obra - Gimnasio PADRE PEPE – Centro Newenche

Desde el mes de Mayo del año 2014, la Asociación Damas Salesianas Centro Don Felipe Rinaldi, suma un nuevo desafío en su proyecto de promoción integral de los jóvenes en clave salesiana y siguiendo el estilo de Don Bosco, y se hace cargo de la gestión del “Gimnasio Padre Pepe – Centro Newenche”.
La historia de este gimnasio, ubicado estratégicamente en la intersección de las zonas más periféricas y marginadas de la ciudad de Bariloche, nace a partir del año 1988, a los 100 años de la muerte del fundador San Juan Bosco, a través del Padre José Kindslehner (llamado popularmente Padre Pepe, actualmente en Junín de Los Andes) quién realiza un trabajo social con la gente de la zona del alto, y en 1993 comienza con la construcción de la estructura y el cerramiento del gimnasio, pero sin poder concretar en su totalidad la obra. Al tiempo la misma sufre un desmantelamiento progresivo quedando en el 2001 muy deteriorada.
A partir de la muerte de tres jóvenes en junio del año 2010, que generó una concientización a nivel gubernamental de las dificultades sociales que se viven en nuestra querida ciudad, el gobierno de la provincia de Río Negro decide hacer el aporte necesario para la terminación de esta obra.
El Proyecto se ubica en la parte sudoeste de la ciudad de San Carlos de Bariloche que agrupa a más de 8000 habitantes, de acuerdo al Censo de Población y Hogares del año 2001, quienes se distribuyen en más de 10 barrios con altos niveles de necesidades básicas insatisfechas , falta de acceso a educación y salud, entre otras problemáticas.
Uno de los principales problemas que se asocia y potencia la situación de vulnerabilidad de la población de la zona, era la falta de un espacio comunitario y en condiciones para que los niños y jóvenes puedan realizar sus prácticas deportivas, culturales y de esparcimiento para su desarrollo integral. Asimismo, las familias de los barrios tampoco contaban con un lugar para llevar a cabo eventos y actividades comunitarias de todo tipo, desde festejos, eventos solidarios, reuniones barriales, talleres, etc. Los únicos espacios disponibles eran los de las escuelas que, en su gran mayoría, no cuentan con gimnasios u otros espacios cerrados.
En mayo de año 2014, la Institución Salesiana San Francisco Javier, propietaria del edificio, decide ceder el gerenciamiento del lugar a la Asociación Damas Salesianas del Colegio Don Bosco de Bariloche, que gracias a un aporte solidario y comprometido de la Cooperativa de Electricidad de Bariloche, consigue parte de fondos necesarios para poder asumir la responsabilidad y dar lugar a cumplir el sueño de su fundador y de su constructor, y sembrar la semilla para lograr un cambio de nuestra compleja realidad social, que requiere del compromiso y la colaboración de todos los estamentos de la sociedad, tanto públicos como privados.
Actualmente, gracias al apoyo del Ministerio de Educación, y podemos ofrecer a nuestros jóvenes diferentes talleres, como por ejemplo futbol, patín, básquet (ver que otro talleres tenemos actualmente), en un lugar cálido y abierto a la comunidad.
Nuestro sueño es poder ofrecer un espacio para todos los habitantes de los Barrios del Alto de nuestra querida ciudad. El objetivo es que este lugar sea un centro cultural, deportivo, educativo y social, para ofrecer a nuestros jóvenes y a toda la sociedad en general un lugar digno y lleno de actividades.
contacto@donboscobariloche.edu.ar